google-site-verification: google36849afd5129de88.html Led Zeppelin. erótico. – MHLH Radio

El rock siempre ha tenido un trasfondo sexual. Desde el inicio, sus ritmos y bailes invitaban a que la acción pasara de la pista a la cama; cada vez fue más notorio y quizá fue en los años 70 cuando llegó a su punto más alto gracias a una de las bandas más grandes de todos los tiempos: Led Zeppelin.

“Squeeze me baby, till the juice run down my leg. The way you squeeze my lemon, I’m gonna fall right out of bed”.

Han convertido anécdotas en leyendas y mitos que hoy son parte del adoctrinamiento en las mentes ávidas por conocer todo sobre el verdadero significado del rock. Así es como adolescentes de 15 años conocen la historia de que la banda usó a un tiburón y a una mujer con fines sexuales; también conocen esos conciertos en los que los pantalones de Robert Plant no dejaban mucho a la imaginación y de los cientos de mujeres que pasaron por las camas de hotel de los cuatro integrantes durante años.

Y es que Led Zeppelin es sinónimo de rock, de virtuosismo y de sexo, siendo el último un elemento indispensable en el imaginario de la banda. Las siguientes canciones demuestran esa sexualidad exaltada por guitarras crudas y deliciosas, por la voz rasposa de Plant que invita a que sus gritos se mezclen con los del mejor sexo que puedes tener y que la batería de Bonham replique esos golpes de la cabecera contra la pared cuando el sexo se convierte en algo bestial, fuera de la razón de la pareja, la cordura e incluso la música.

‘Heartbreaker’

“Her style is new but the face is the same as it was so long ago”.

La canción puede ser una verdadera canción en contra del romance, pero no quita el erotismo de la música. Muchos dicen que Jimmy Hendrix le hacía el amor a la guitarra, pero pocos notan que Jimmy Page hacía lo mismo y en los solos de esta canción es imposible no sentir un sentimiento lascivo cada vez que todos los instrumentos callan y nos quedamos en compañía de los rasgueos rápidos pero delicados que, como si se tratara de un orgasmo, explotan al unísono de la batería.

‘Since I’ve been Loving You’

“Baby, since I’ve been loving you, I’m about to lose, I’m about to lose, lose my worried mind”.

Si algún día has escuchado ‘Glory Box’, de Portishead, y has pensado que es una de las canciones más tristes y sensuales que existen, deberías darle las gracias a esta melodía. El ambiente azul proveniente del blues, que fue la mayor influencia de la banda, y nos sitúa entre dos amantes, tal vez en la complicada pero íntima noche, explorando sus cuerpos a pesar de que saben que el final está cerca. El ritmo es lento y natural, es la evolución orgánica de una pareja que se encuentra y se entrega totalmente, pues después de eso nadie sabe si continuarán juntos o si lo que hacen significa el final definitivo.

‘The Lemon Song’

“Squeeze me baby, till the juice run down my leg. The way you squeeze my lemon, I’m gonna fall right out of bed”.

Era 1969 y el verano del amor estaba al rojo vivo, la popular banda oriunda de Londres, Inglaterra, venía de actuar en el Seattle Pop Festival, un mega concierto en el que participaron, además, bandas como The Doors y artistas de la talla de Chuck Berry, según declaraciones de los mismos integrantes de Led Zeppelin; ese fue un año salvaje, lleno de fiestas, groupies, drogas y toda la lista de cosas que hacen que el rock sea por mucho y sobre cualquier otro, el género musical de la destrucción y la rebeldía. Aquel 1969 surgió una de las leyendas más conocidas de la banda hasta la fecha:  masturbaron con un  tiburón a una fanática, una historia que con el paso de los tiempos se haría inmortal entre todos los rockeros.

1969, un año salvaje

De acuerdo a las palabras de Richard Cole, manager de la banda al momento del incidente, esa fue la gira más salvaje de la historia de la banda, estaban en ascenso; sin embargo, eran sólo una banda del montón para ese momento, no todos los reflectores o la prensa estaban encima de ellos, a diferencia de The Beatles o The Rolling Stones, se podía hacer lo que se quisiera, todas las chicas deseaban pasar una noche con los grandes Zeppelin; llegaban a los hoteles y allí nadie sabía lo que pasaba. “Para mí la segunda gira de la banda fue el mejor momento de mi vida”, declaró el manager en una ocasión.

La banda se hospedó en el  Edgewater Inn de Seattle, un hotel que tiene la particularidad de que se puede pescar desde las habitaciones, la especie que más se encuentra en el agua del lugar es un pez alargado que se parece más a un tiburón que a un pez, por eso la leyenda empieza a formarse con que fue un escualo lo que utilizaron como consolador, y en realidad no fueron todos los miembros de la banda, en realidad fue John Bonham, Richard Cole y el tecladista de Vanilla Fudge, Mark Stein, el alcohol iba haciendo efecto mientras Cole y Fudge pescaban, cuando de pronto un muy ebrio Bonham entró a su habitación y traía con él a una groupie llamada Jackie, el manager y el tecladista contarían que estaban un poco cansados de pescar y que tenían varios ejemplares del pez (pargo colorado) en el armario como trofeo, cuando todo se puso salvaje.

Fue la chica pelirroja de diecisiete años la que pidió ser desnudada y amarrada a la cama para que los rockeros hicieran lo que quisieran con ella, una vez sin sus prendas de vestir y amarrada comenzó el sádico juego de introducirle la cabeza del pargo rojo por la vagina, a Cole siempre le pareció divertida la anécdota ya que decía que el color de los labios vaginales de Jackie hacían juego con la cabeza del pescado, el cual estaba vivo cuando empezaron a masturbar a la muchacha,también sostuvo que a ella le encantó la idea de que le acariciaran el clítoris con un tiburón.

Los tres dijeron que nadie se quejó, y achacaron el incidente a los efectos del alcohol, “No voy a decir que la chica no estaba borracha, no digo que ninguno de nosotros no estuviera borracho, no hubo malicia ninguna, ¡de ningún modo! Nunca se hizo daño a nadie. Puede que le dieran alguna bofetada con el tiburón en un par de ocasiones por desobedecer alguna orden, pero no se le hizo daño”.

La historia se convirtió en un mito tan grande como otros del rock como Paul está muerto o que Keith Richards inhaló las cenizas de su padre, tanto que también corrió de boca en boca de las groupies, incluidas las de Frank Zappa, quien contó el incidente en su canción: “The Mud Shark”, no sería la última vez en que Led Zeppelin se metería en hechos zoofílicos, años después, Jimmy Page metió en una bañera a un par de fans con cuatro pulpos vivos.

‘The Lemon Song’

Una de las letras que demuestran lo que pasa por la mente de muchas personas. Sabes que debes renunciar a esa persona, pero hay algo que no te lo permite, y Plant no se refiere al amor incondicional provocado por la ternura o el cariño, sino a las sensuales habilidades de su amante. Mientras el jugo baja por su pierna se puede preguntar por qué demonios sigue ahí, pero sabe que llegará el momento en que regrese, pues por más que lo intente, el placer provocado por el limonero es mayor al de cualquier otra cosa.

‘Trampled Underfoot’

“Come to me for service every hundred miles. Baby, let me check your points, fix your overdrive”

Muchas veces queremos creer que los grandes músicos siempre fueron genios inalcanzables, pero con canciones como ésta, demuestran que también son partícipes de las metáforas más simples y explícitas posibles. Llenar el tanque de alguien más no es un verso de Homero, pero cuando las hormonas están descontroladas y el cerebro ya no pide intelecto sino fuerza animal, nada como las palabras más planas para finalmente pasar de las miradas y las insinuaciones al mayor placer de todos.

‘Black Dog’

“Hey mama said the way you move, gon’ make you sweat, gon’ make you groove. ah-ahh child way you shake that thing, gon’ make you burn gon’ make you sting”.

La canción lleva por título ‘Black Dog’ debido a un perro que estaba cerca de la cabaña en la que idearon todo el disco, pero al letra es tan explícita que es un tanto irrelevante aclarar que no se trata de ningún perro. Una letra que es una invitación sin compromisos, sonidos orgásmicos de una de las voces más sensuales del rock, historias de piernas largas y corazones vacíos; todo mezclado con la sublime ejecución de todos los músicos que hacen de esta la canción perfecta para definir la palabra “rock”.

‘You Shook Me’

“You know you shook me baby, you shook me all night long”.

Tal vez no tenga la letra más poética en la discografía de Zeppelin, pero entre los gritos suplicantes que se alternan con la guitarra de Jimmy Page, la banda creó una oda a la intimidad. No nos referimos al momento en el que los cuerpos se encuentran totalmente enfocados en el placer del otro, sino en ese previo en el que las miradas se cruzan sabiendo lo que sucederá, ese viaje a un rincón aislado de los demás que en el trayecto se convierte en una guerra para tocar y besar todo lo posible, claro, sin dar oportunidad real de conseguir todo, pues tal como la canción lo hace, lo importante es crear expectativa.

‘Dazed and Confused’

“Lots of people talkin’, few of them know, soul of a woman was created below”.

Algunos le dicen “Asqueado y confundido” y la canción realmente habla (como gran parte del catálogo de la banda) de una mujer que lastima a un hombre, pero éste (repitiendo el patrón) no quiere dejarla. Aquí Plant es importante, pero lo que hace que ésta sea una de las canciones más sensuales de la banda, algo que lleva el erotismo más allá de las palabras, es la música. Pocas canciones de rock pueden compararse con ‘Dazed and Confused’, la canción parece ser perfecta para casi todo y si la usas en un contexto sexual, esos gemidos marcados con la batería de Bonham parecen el trance en el que muchos entran al olvidarse de todo más que del sexo en sí. Piensa en los momentos más eróticos que has vivido y sincronízalos con la canción, notarás que se acoplan perfectamente.

‘Whole lotta Love’

“Way down inside, honey you need it. I’m gonna give you my love, I’m gonna give you my love”.

Necesitas enfriamiento
Bebé no estoy engañando
Te voy a mandar
Volver a la escuela

Un camino adentro
A-cariño, lo necesitas
Te voy a dar mi amor
Te voy a dar mi amor

Quiero mucho amor
Quiero mucho amor
Quiero mucho amor
Quiero mucho amor

Tal vez el track más sexual de la banda. Desde el principio anuncian su intención y el interludio a la mitad de la canción, previo al solo de guitarra, es una especie de orgasmo en sí mismo. Psicodelia pura que, tal vez con los sentidos alterados, pueda ser mucho más explicita, pero esa es la magia de esta banda, basta con estar concentrado en el placer del acto para sentir su música en cada centímetro del cuerpo y potenciar la experiencia al máximo. Esta canción no permite que las sábanas queden en la cama, es más, la canción pide que los cuerpos terminen más agitados que nunca, después de haber rodado,por la cama, el piso o cualquier lugar imaginable.

Lyrics

You need cooling
Baby I’m not fooling
I’m gonna send ya
Back to schooling

A-way down inside
A-honey you need it
I’m gonna give you my love
I’m gonna give you my love

Want to whole lotta love
Want to whole lotta love
Want to whole lotta love
Want to whole lotta love

You’ve been learning
Um baby I been learning
All them good times baby, baby
I’ve been year-yearning

A-way, way down inside
A-honey you need-ah
I’m gonna give you my love, ah
I’m gonna give you my love, ah oh

Whole lotta love
Want to whole lotta love
Want to whole lotta love
Want to whole lotta love

You’ve been cooling
And baby I’ve been drooling
All the good times, baby
I’ve been misusing

A-way, way down inside
I’m gonna give ya my love
I’m gonna give ya every inch of my love
I’m gonna give ya my love

Hey!
Alright! Let’s go!

Whole lotta love
Want to whole lotta love
Want to whole lotta love
Want to whole lotta love

Way down inside
Woman, you need, yeah
Love

My, my, my, my
My, my, my, my
Lord
Shake for me girl

I wanna be your backdoor man
Hey, oh, hey, oh
Hey, oh, hey, oh
Ooh
Oh, oh, oh, oh

Cool, my, my baby
A-keep it cooling baby
A-keep it cooling baby
Ah-keep it cooling baby
Ah-keep it cooling baby
Ah-keep it cooling baby

Written by Pete Moore, John Bonham, John Paul Jones, Jimmy Page, Sharon Plant • Copyright © Warner/Chappell Music, Inc
Página oficial del programa de radio MALOS HASTA LOS HUESOS (MHLH). TAMBIÉN PODRÁS ESCUCHAR MHLH RADIO. Aquí podrás enterarte de las novedades del programa, de que la va el próximo programa,... podrás escuchar online y escuchar programas anteriores. También ver fotos y vídeos de lo que sucede en el estudio de Radio Comunitaria Garabato (San Marcos Sierras). La página funciona también como fuente de información Rock siendo constantemente actualizada. Te podrás comunicar enviando un mensaje a la página.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secured By miniOrange